¿Cómo decorar una mesita de noche?

¿Cómo decorar una mesita de noche?

Del mismo modo que ocurre tanto con las mesas de centro para los salones, como con los estantes dentro del cuarto de baño, se puede decir que las mesitas de noche cumplen igualmente con dos funciones; así por ejemplo, además de ser un mueble funcional y práctico, también suponen otro elemento decorativo dentro de la habitación.

Evidentemente, el aspecto más importante de este tipo de muebles, al igual que de cualquier otro, consiste en la parte práctica, aquella que permite guardar objetos que por lo general se usan al estar en la cama.

Sin embargo, es preciso no pasar por alto su lado estético y asegurarse que la mesita de noche siempre logre lucir bien.

En este sentido, resulta esencial poder conseguir un buen equilibrio entre el aspecto funcional y el decorativo; razón por la cual en este post estaremos hablando sobre cómo decorar una mesita de noche y asegurarse que la misma luzca fresca, atractiva y actual. Pero primero, hablemos un poco sobre este tipo de mobiliario.

¿Qué es una mesita de noche?

La mesita de noche, también conocida como buró, destaca por encontrarse entre los elementos básicos de cualquier habitación, lo cual se debe a que por lo general, en ella es posible guardar el último artículo que se ha utilizado en el día, y/o aquellas cosas de interés que se quieren mantener cerca a la hora de dormir, como por ejemplo, cremas de noche, algún libro, joyas, la foto de algún ser querido, etc., siendo igualmente útiles para colocar un vaso con agua, un reloj despertador, entre otras cosas.

Asimismo, las mesitas de noche se caracterizan por ser las que básicamente, sirven de apoyo para la lámpara, un elemento esencial dentro de la decoración general de cualquier habitación.

¿De qué forma decorar las mesitas de noche?

Cada detalle es importante al momento de decorar el hogar, ya que todas las estancias requieren tanto una serie de utilidades como de comodidades, las cuales es preciso considerar al escoger mobiliario que ayudará a dar forma a cada espacio.

Así, teniendo en cuenta la carta de color, la luz y la capacidad de almacenaje, entre otras cosas, se puede decir que decorar no suele ser una tarea muy fácil.

Es común desear que cada rincón del hogar pueda ser atractivo y confortable, sobre todo al consistir en el dormitorio, y es que resulta importante que la habitación sea un espacio agradable en el que todo se encuentre correctamente ordenado, y al alcance siempre que sea preciso, motivo por el cual la mesita de noche tiene un papel indispensable.

En este sentido, aunque la mejor recomendación para decorar una mesita de noche es intentar reflejar nuestro propio estilo, siempre existen ciertas ideas que pueden ser de gran utilidad, por ejemplo, las siguientes:

Agregar flores dentro de un pequeño jarrón

Una gran alternativa para decorar una mesita de noche puede ser colocar un jarrón pequeño con flores sobre la mesita o sobre los libros que podamos estar leyendo y estén en ella. De este modo, será posible añadir un poco de alegría y color a toda la habitación.

En el caso de no poder cuidar realmente alguna planta, una opción a considerar podría ser apostar por decorar con una planta resistente, por ejemplo, un cactus.

En cualquier caso, decorar una mesita de noche de esta manera permite no solo aromatizar la habitación, sino también conseguir un plus decorativo realmente agradable ala vista.

Asimismo, para quienes no disfrutan de las flores frescas o no desean tener que estar pendiente de cambiarlas prácticamente a diario, una alternativa sería el uso de flores artificiales que sean de calidad.

Utilizar lámparas de noche

Sin duda, las lámparas de noche suponen un elemento básico en los dormitorios y también un gran compañero para las mesitas, y es que al igual que ellas poseen dos funciones básicas: iluminar el espacio y servir de decoración. En este sentido, una buena opción podría ser agregar un par de lámparas que se ajusten al estilo de la habitación.

Igualmente, una gran alternativa podría ser apostar por alguna lámpara que cuelgue del techo y cuya luz caiga encima de la mesilla.

Prestar atención al contraste

La pared donde se apoya la mesita de noche supone un elemento esencial para conseguir un mayor atractivo visual; por lo que es necesario prestar atención al contraste generado entre la pared y la mesita, buscando conseguir un efecto visual que se ajuste a nuestros gustos.

Y es que amenos que se apueste por un ambiente monocromo, lo cierto es que cuidar este contraste supone un gran acierto al decorar.

Utilizar piezas de arte

Un material que se encuentran bastante de moda actualmente consiste en el cobre, por lo que a la hora de decorar una mesita de noche con un estilo moderno, es muy apropiado apostar por colocar una pieza de cobre. Asimismo, también sería acertado utilizar una pieza de arte, cuadro o lámina.

Aprovechar los otros muebles

De igual forma, una gran manera de decorar una mesita de noche suele ser combinarla con alguna estantería adicional, lo cual además de permitir conseguir más espacio de almacenaje también ofrece un gran efecto visual. En este sentido, una apuesta segura sería el combinar muebles de estilos clásicos y añadir toques un poco más modernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.